archivo

Archivo de la etiqueta: Paisaje Transversal

Este fin de semana hemos vivido emocionados el encuentro creativo Gráffikus People (si quieres saber de qué va, pincha aquí). Para nosotros, aunque pudimos asistir parcialmente al evento, ha sido de nuevo un chute de energía comprobar cómo se mueven los profesionales de nuestra provincia, tanto dentro como fuera de ella, cómo luchan por sacar adelante sus proyectos y cómo se nos ilumina la cara a todos al hablar de nuestros proyectos, ya sean pequeños o grandes. Lo que sí pudimos constatar de nuevo es cómo cada una de las empresas o colectivos que nos reunimos en estas jornadas, reivindicamos el #enJaénSíHay y lo queramos trasladar a nuestra parcela/disciplina, para contárselo al mundo. Gracias de nuevo por invitarnos, ya que como os contamos, ha sido la primera vez que hemos hablado de nuestro trabajo en Jaén dentro de Jaén.

Una de las preguntas que nos lanzaron a nosotros dentro de la rama de #arquitectura es “si se puede vivir trabajando por/para/de la arquitectura social”. Y aquí va nuestra respuesta:

  • Esta pregunta fue la más repetida en el encuentro de Arquitecturas Colectivas del 2012, donde la respuesta más escuchada fue “no”. Y tras 4 años estamos convencidos de que la cosa ha cambiado, y mucho.  Tenemos varios ejemplos exitosos en diferentes ciudades españolas de mano de diversos colectivos dedicados a divulgar y a practicar otra manera de hacer ciudad basados en la participación ciudadana y la innovación social (Paisaje Transversal, Zuloark, Todo por la Praxis, Basurama, PKMN,…). Tras escucharles en varias charlas y seguirles en las redes sociales, se puede afirmar que el camino no ha sido fácil y también que han conseguido hacerse oír y lanzarse a la acción con apoyos de diferentes sectores: hay que batallar y, al mismo tiempo, dialogar con instituciones, asociaciones, colectivos (sociales, vecinales, culturales,…) y ciudadanos en general que no pertenecen a ninguno de los anteriores, pero que viven y sufren las bondades y peculiaridades de cada uno de sus barrios. Hay que divulgar el valor y el trabajo (remunerado) que hace el técnico facilitador en este tipo de estrategias urbanas; un trabajo que ha de ser tanto a pie de calle con los vecinos como con las demás disciplinas implicadas que trabajan en la administración, como un trabajo técnico que sea capaz de formalizar ideas, deseos y necesidades.

  • Tras esto, podría surgir la duda de “si esto es posible en una ciudad pequeña como Jaén”, ya que generalmente estos cambios de mentalidades se dan en ciudades más grandes. ¡Pues sí! ¿Qué vamos a decir si es lo que estamos intentando? Ya hay muchos ciudadanos implicados, trabajando por el cambio, convencidos de que en la co-gestión urbana está la clave. El abajo-arriba ya lo tenemos, el arriba-abajo está costando un “poquito” más (empezando por tener que explicar que estas cosas locas que proponemos siguen siendo arquitectura, y que tendrían un sentido completo si hubiera un trabajo colaborativo en equipo por todas las partes). Jaén es una ciudad media, donde al final, todo el mundo se conoce. ESO ES UNA VENTAJA. En teoría, es más fácil acceder a cada puerta (ya depende de los oídos que quieran o no escucharnos), es más fácil reunir apoyos, contactar con otros colectivos, visibilizar las acciones y hacerse escuchar. Y en eso estamos, quizás ahora algo parados por nuestras andanzas por el mundo conociendo y aprendiendo cómo se trabaja fuera, en ciudades inmensas donde todo parece imposible (por la burocracia, la cultura, las distancias,…), y donde son las redes vecinales las que nos dejan boquiabiertos (para muestra, un botón en Bogotá, en la imagen: Foto estudioatope en el proceso AXP para El Trébol de todos y todas).

LCV-elTréboldetodosytodas

Hoy precisamente, Stepien&Barnó lanzan un artículo titulado “¿Se puede vivir de un blog de arquitectura?, que es el que ha dado pie a este post por estar muy relacionado con nuestra forma de llevar nuestra oficina; la cual ESPECIALIZAMOS en 3 bloques según la formación de cada uno de nosotros (VER: 3 componentes de Estudio Atope), que creemos es lo que nos diferencia de otros estudios de la capital: ARQUITECTURA, DISEÑO y PARTICIPACIÓN. Del post de Stepien&Barnó nos han parecido interesantes algunas cuestiones que destacamos:

  • La única forma de que haya resultados en la red, es partiendo de compartir mucho y bueno en el mundo online. Sin un mínimo de generosidad no es de recibo pensar que no vale la pena estar en la red, porque nunca pasa nada.

  • Conviene que no sea demasiado generalista y que el autor del blog sea experto en lo que va compartiendo.

  • La pregunta del millón: ¿Podré vivir de mi blog algún día? Seguramente no. Principalmente porque los blogs de arquitectura no suelen estar alineados a una estrategia empresarial y es muy complicado llegar a números de visitas que puedan, por ejemplo, seducir a las empresas del sector a pagar por aparecer en ellos.

  • Lo que sí se puede, y no es tan complicado, es vivir a través de un blog. Un blog te sitúa en la mente de mucha gente y te puede ayudar a que te contraten, ya que a más visibilidad más oportunidades laborales. tratando que tus clientes potenciales te reconozcan como un experto en la materia.

 

No es extraño encontrar imágenes de paneles y planos repletos de pósit [1] cuando buscamos en la red metodologías participativas en los nuevos procesos urbanos. La primera impresión que provocan estas imágenes, aparte de que nos puedan llamar más o menos la atención, es que el uso de estas pequeñas notas de colores puede resultar muy obvio e incluso algo infantil: se realiza un cuadrante con diferentes temas que afectan a un mismo problema (o espacio urbano, en este caso) y se opina mediante pósit de colores, donde cada color representaría una dimensión relacionada con la cuestión planteada.

Bien utilizado (como todo) el pósit es una herramienta muy útil al realizar acciones participativas en proyectos urbanos. Por lo que no estaría mal plantearse qué metodología se va a elegir en función del contexto en el que se va a intervenir y dependiendo de los actores sociales con los que se va a trabajar.

Acuerdos y desacuerdos productivos en la playa, por VIC Vivero de Iniciativas Ciudadanas

Acuerdos y desacuerdos productivos en la playa, por VIC Vivero de Iniciativas Ciudadanas

>> Qué aportan las acciones participativas en los procesos urbanos

Estas técnicas sirven para realizar el análisis urbano desde la reflexión colectiva, poniendo a pie de calle temas relacionados con el hecho de hacer ciudad que históricamente han estado en manos de técnicos y políticos. Es decir, se pasa de un análisis tradicional de la realidad a través de datos objetivos, a analizarla aportando también datos cualitativos, como situaciones y emociones de los participantes (los cuales a su vez suelen estar muy relacionados con el ámbito a tratar). Es importante resaltar que, aunque estos procesos surgen tras la burbuja inmobiliaria como opciones frente a un modelo urbanístico que se basaba en la especulación y en los procesos de arriba a abajo (top-down), no son nada nuevo, sino que cuentan con referentes históricos que no hay que olvidar (tanto teorías como experiencias reales) [2].

El pósit se convierte en los procesos de abajo hacia arriba (bottom-up) en un elemento de reflexión individual que aporta la misma voz a todas las personas presentes, evitando la aparición de líderes y la ausencia de personas más introvertidas. Es decir, comienza sentando las bases de un proceso democrático que promueve la integración de múltiples miradas y la corresponsabilidad [3] (tanto en las decisiones tomadas como en el mantenimiento de los proyectos ejecutados a raíz de estos planteamientos). También fomenta el diálogo entre las partes y la construcción colectiva tanto del análisis de un espacio urbano como de propuestas y soluciones sobre el mismo.

Las técnicas grupales que podemos emplear son muy variadas, escogiendo una u otra dependiendo del grupo o grupos con los que trabajemos, y del contexto en el que nos movamos. Entre las técnicas que podemos encontrar para la búsqueda de espacios intermedios que sustituyan posiciones discursivas rígidas y que visualicen de una manera gráfica dónde se encuentran las prioridades de trabajo [4], se encuentran:

  • SOCIOGRAMA: instrumento y herramienta de investigación colectiva que se emplea para mapear y representar las relaciones que existen en un determinado grupo de actores sociales en una situación o proyecto en concreto.
  • FLUJORAMA: técnica de análisis colectivo que tiene en cuenta la multitud de factores que determinan el conocimiento de un hecho o problema, y que favorece la construcción colectiva de propuestas.
  • MATRICES DE ACTORES: esta técnica relaciona a los distintos actores que pueden intervenir en un proceso urbano y revisa las relaciones, aportaciones y conflictos que pueden establecerse entre ellos.
Ejemplo de Sociograma [Fundación Rizoma+Paisaje Transversal]

Ejemplo de Sociograma[Fundación Rizoma+Paisaje Transversal]

Hemos de ser conscientes, en este caso como técnicos y como dinamizadores de las acciones, que no se puede mecanizar un proceso de estas características, y que habremos de escoger una estrategia en función del tejido asociativo y social donde vayamos a trabajar, para así reconocer si podemos hablar de gestión participativa del espacio a transformar[5]. Para enriquecer los procesos, será fundamental la colaboración entre disciplinas y el intercambio de saberes técnicos y sociales. Durante las dinámicas, será interesante y fructífero detenerse en los procesos además de en los productos finales, ya que el desarrollo de los microconsensos, la obtención de enunciados generales a raíz de los pósit individuales, etc, pueden generar desbordes, entendidos estos como resultados subjetivos no previstos en el momento de planificar la técnica[6].

Por todo esto, es necesario ir más allá y no banalizar el uso del pósit.

 
María Toro Martínez [ESTUDIO ATOPE]

 
 

[1] Escrito tal y como aparece en la RAE

[2] Para mayor información, recomendamos este artículo de Paisaje Transversal

[3] SOCAS, J., SAAVEDRA, L.M., HERNÁNDEZ, G. 2003, La técnica del flujograma: apuntes desde la práctica. Curso ‘Experto en nuevas metodologías de las Ciencias Sociales’, Universidad Complutense de Madrid, pág.2.

[4] SOCAS, J., SAAVEDRA, L.M., HERNÁNDEZ, G. Op.Cit. pág.10.

[5] LÓPEZ, C. Participación ciudadana en la cultura: concepto y realidad. Consultado en enero de 2015, en http://www.eldiario.es/cultura/politicas_culturales/

[6] SOCAS, J., SAAVEDRA, L.M., HERNÁNDEZ, G. Op.Cit. pág.10.

 
**ARTÍCULO ORIGINAL PUBLICADO EN COLECTIVO ’99**
 

A %d blogueros les gusta esto: