archivo

Archivo de la etiqueta: innovación social

Venir con las pilas cargadas del I Encuentro de Patrimonio de Proximidad. Eso es lo que nos ha pasado. Y lo contamos porque venir emocionados de unas jornadas, no es algo tan habitual. Como os contamos aquí, este I Encuentro de Patrimonio de Proximidad ha estado destinado a dar a conocer las iniciativas de activación del patrimonio en el territorio andaluz basada en la movilización para su salvaguarda y en la complicidad de la comunidad y los agentes. A lo largo de las presentaciones, se ha visto un cambio paradigmático: el reconocimiento a los habitantes, el cederles un puesto protagonista en la toma de decisiones, en incluir a la población en una exposición museística, integrar el papel de la mujer en la historia a través de los museos, dar a conocer el patrimonio de un territorio a sus habitantes para que lo protejan, lo respeten y lo disfruten y que su éxito no resulte una carga turística para los municipios, cómo asociaciones culturales y vecinales hacen más por preservar su patrimonio que las propias administraciones, cómo se produce a partir de aquí la escucha activa,… todo esto y más, aprendimos el 7 y 8 de mayo. Como dijo Isabel Luque, fue un “mapa vital de experiencias e iniciativas en torno al patrimonio”. Todas estas buenas prácticas entrarán a formar parte de la red de agentes del patrimonio cultural, como grupo redactívate. El pertenecer a este grupo y no sentirnos solos reivindicando un urbanismo participativo que nazca desde abajo hacia arriba, que implique a la ciudadanía, que incluya su conocimiento en los proyectos técnicos y sobretodo, que no sea un maquillaje político en la intervención urbanística y urbana, nos hace sentirnos más fuertes y más convencidos de seguir trabajando en este sentido: como técnicos facilitadores entre políticos, técnicos y residentes/usuarios/habitantes (entre todos, hacemos, somos, ciudadanía).

20180507_1433_7926-w

Sí, la crisis nos dio la oportunidad de parar, de hacer realidad un sueño que teníamos en la escuela y que de haber salido ya con trabajo en un estudio y sumergidos ya en la vorágine de los proyectos, quizás no hubiéramos podido dedicarle tiempo. Ni especializarnos, ni conocer otras formas de hacer ciudad, ni materializar ese deseo.

Vamos a seguir tejiendo redes, conexiones y sinergias con otros colectivos, asociaciones, instituciones, etc. ¿Qué falta, qué pedimos? Abogamos por una participación ciudadana que no sea mero postureo, apoyada por instituciones y administraciones que piensen a largo plazo (más allá de las elecciones) y crean en estos procesos transversales de gestión urbana (social, económica, cultural, medioambiental, etc), perspectivas integrales que favorezcan la colaboración entre concejalías y los trabajos interdisciplinares, para lo cual es imprescindible contar con técnicos (municipales o autónomos) y ciudadanos implicados que se involucren en este tipo de proyectos.

 

 >> Listado de iniciativas participantes en el I Encuentro Patrimonio Proximidad

Os dejamos la parte del relato de Gloria Serrano que nos ha encantado por narrar el inicio de un proceso urbano participativo. Un proceso que podría ser el que se está dando en cualquier barrio de cualquier ciudad a esta misma hora, o a otra hora distinta…

Sucedió así: se reunieron en determinado centro cultural y, después de tratar los temas generales, formaron dos grupos en los que comenzaron a dialogar de los asuntos que a todos importan. En cada conjunto, alguno de los asistentes tomaba nota de lo que se decía y, otro más, iba dando turno a las participaciones. Primero hablaron del “qué” y cada uno, con elocuencia, fue externando su opinión sobre aquellas necesidades apremiantes que perciben en su barrio, en el lugar donde habitan, al que pertenecen, por el que transitan a diario y conocen bien. La conversación giró en torno a diversos temas, entre ellos urbanismo, movilidad y cuidado del medio ambiente. El prototipo de ciudad que determinará, por citar un caso, el uso que se dará en los años por venir a los espacios públicos, es algo que les preocupa. Por eso acudieron puntuales a esta cita, en sábado; es decir, en fin de semana, cuando por lo general no se piensa sino que se descansa.

Hablaron de contar con un marco jurídico que brinde soporte a la participación ciudadana, de repensar la economía de la localidad y de crear herramientas de defensa colectiva. Dijeron que la retroalimentación es importante para no sentirse solos en el proceso de repensar la vida en común. Dijeron que en ciertos barrios se vive precariamente, que en otros predomina la población de adultos mayores y que en otros más, ya existen grupos de trabajo analizando cuál es la mejor forma de gestionar los bienes comunes. Dijeron que es imperante contar con auténtica representatividad en el municipio, que se debe dar cabida a las expresiones artísticas y culturales de los jóvenes y que habría que quitarle el mote de “comercial” a la cultura. Dijeron, además, que planeación urbana significa anticiparse, ver más allá de lo que está sucediendo en el momento, y que el desarrollo urbano comienza en el epicentro, donde adquiere su máxima intensidad: el barrio.

Mencionaron que un municipalismo democrático implica visibilizar las acciones de los moradores, incluir a los ahora excluidos y documentar cómo se producen los cambios para propiciar que después surjan nuevas iniciativas. También se refirieron a conceptos como “autogestión y cogestión de espacios sociales” y “descentralización de servicios”, y manifestaron que ante el “vocerío mediático”, instrumentar un sistema de comunicación interbarrial es indispensable para lograr la cohesión social. Sin proponerse teorizar, cada uno construyó un relato desde su propia y más cotidiana experiencia. “Es nuestra obligación, es nuestra responsabilidad”, dijo uno de ellos. “Busquemos la forma de que los cambios implementados permanezcan”, propuso otro. “Se trata de empoderar a los habitantes de cada distrito”, comentaron y reconocieron que esta metrópoli no es homogénea, que hay un desequilibrio entre el norte y el sur, y que el suyo, es un ecosistema citadino que contiene otros tantos que en sí mismos constituyen pequeños y vibrantes núcleos urbanos.

“En los barrios aún se reproduce la vida de los pueblos. En el nuestro todavía decimos “voy a la ciudad”, aunque vivimos dentro de ella”, compartió entre risas uno de los vecinos. Cierta persona apeló a no olvidar la urgencia social, que en este momento es de orden económico, y otra, propuso generar espacios de reflexión para abordar las problemáticas específicas de cada barrio. “Falta empuje por parte de la ciudadanía. Hay personas que proponen, pero no dan seguimiento a la propuesta”, indicó alguien más.

Consultar Fuente

#desayunoLAGARTO

#desayunoLAGARTO #Jaén

El origen de este post nace de estudiar el desarrollo de las ciudades españolas en los últimos años, y como consecuencia, de estudiar la práctica urbanística y las maneras de hacer ciudad. También surge de los cambios que demandan tanto la ciudadanía como algunos técnicos implicados en las tareas de la organización urbana, a raíz de la crisis socio-económica.
Nuestras urbes se han visto absorbidas por un mercado regido por la construcción de nuevas periferias y la creación de nuevos hitos arquitectónicos que generen ciudades marca. Por lo tanto, podemos decir que los planes urbanísticos desarrollados hasta ahora en el territorio español, han partido de:

  • El urbanismo de proyectos, abanderado por equipos de gobierno que buscaban dejar su impronta en la ciudad a través de productos urbanísticos y arquitectos estrella.
  • El urbanismo de lo construido, basado en la especulación inmobiliaria, donde la ciudad se presenta como un catálogo de espacios rentables a la venta.
  • El urbanismo funcionalista, que zonifica la ciudad, limitando el uso del espacio público y queriendo controlar su uso, “obviando lo lúdico, la vida caótica y desordenada (que también es vida)” (Borja & Muxí, 2000).

El cambio de mentalidad y de perspectiva que está resurgiendo con respecto a las transformaciones urbanas que afectan a nuestro entorno, hace que aparezca una diferencia palpable entre las acciones planificar y gestionar:

1. Según la RAE (Real Academia de la Lengua Española):
PLANIFICACIÓN: Plan general, metódicamente organizado y frecuentemente de gran amplitud, para obtener un objetivo determinado, tal como el desarrollo armónico de una ciudad, el desarrollo económico, la investigación científica, el funcionamiento de una industria, etc.
GESTIÓN: 1. tr. Llevar adelante una iniciativa o un proyecto. 2. tr. Ocuparse de la administración, organización y funcionamiento de una empresa, actividad económica u organismo. 3. tr. Manejar o conducir una situación problemática.

2. Hasta el momento, existen planes específicos para abarcar diferentes escalas urbanas desde las escalas más territoriales (Plan de Ordenación Territorial), urbanas (Plan General de Ordenación Urbana) y locales (Plan Parcial y Plan de Detalle); pero no existen herramientas de gestión urbana que consideren la ciudad como un todo en el que deben intervenir diferentes disciplinas a la hora de abordar un proyecto urbano, así como tampoco existen prácticas de participación ciudadana que incorporen conceptos como la innovación social, la microplanificación, la negociación, la cohesión vecinal, el asociacionismo, la co-gestión y la co-responsabilidad.

3. La gestión, como nueva metodología de intervención, aporta la inclusión de la ciudadanía en la toma de decisiones sumando así la dimensión sociopolítica en cuanto a la organización de la ciudad, y adecuándose a las demandas de la población: equidad, eficiencia, productividad, sustentabilidad, competitividad, microplanificación, participación ciudadana, etc.

4. Como afirman Carbonetti y Sagredo (2003), “es posible sostener actualmente que las acciones de gestionar y gobernar comienzan a asociarse cada vez con mayor fuerza no sólo por el protagonismo que detentan los representantes políticos de unidades administrativas a nivel municipal”, sino también por constituir la gestión urbana “la fase más real y participativa que como proceso político tiene lugar en la ciudad”.

5. A diferencia de la planificación, la gestión ha de verse “conjunto de dinámicas con un carácter eminentemente sociopolítico que intenta asignar coherencia, racionalidad, creatividad y conducción a las distintas medidas de políticas públicas que tendrán como escenario objetivo inmediato el nivel territorial local, o más específicamente, la ciudad” (Maximiliano Carbonetti & Sagredo Cáceres, 2003).

6. En muchas ocasiones, la planificación va unida al urbanismo tradicional, que considera la ciudad como un proyecto empresarial (Maximiliano Carbonetti & Sagredo Cáceres, 2003) “que premia el ocio consumista y limita el espacio público” (Rivas, 2015), aun siendo éste el ámbito físico de la expresión colectiva y de la diversidad social y cultural. Esta forma de hacer ciudad, eliminaba cualquier posibilidad de manifestación y expresión colectiva, borrando las cualidades que caracterizan dichos espacios: propiciar el encuentro, lo imprevisto, favorecer la diversidad, la cohesión ciudadana y las relaciones urbanas. Como resultado, se obtenían ”ciudades sin pasión, planificadas y proyectadas al margen de sus usuarios y habitantes, de sus manifestaciones, actividades, rituales, identidad y memoria colectivas” (Delgado, 2007).

7. Así se pasa de una planificación racional, a la cual le era complicado abordar la complejidad urbana, y se recupera el concepto de ciudad como un todo resultante de la suma de piezas diferentes provenientes de todas las disciplinas, y que por lo tanto, es necesario gestionar desde una visión holística.

“El urbanismo no debe pretender resolver los problemas de la sociedad, pero al menos, no debería empeorarlos” (Borja & Muxí, 2000).

>> LEER PARTE II

Catedral de Jaén vista desde un solar abandonado del Conjunto Histórico

Catedral de Jaén vista desde un solar abandonado del Conjunto Histórico

** Publicación original en COLECTIVO’99 **

Hemos iniciado una nueva aventura: Colectivo #Medellín8.

Como casi todas estas agrupaciones, #Medellín8 surge de unir iniciativas e inquietudes comunes. En este caso en particular, nacen de un grupo de arquitectos cuyos caminos se encontraron en un Seminario Internacional de Urbanismo en el Caribe (qué bien suena) y que estrecharon lazos y amistades en los pasillos (el pasilleo y los bares en los congresos, son el mejor espacio para establecer redes y afinidades). Cada uno poseemos especialidades diferentes que nos regalan una mirada distinta sobre la ciudad, y lo que perseguimos con esta unión es interactuar y aprender tanto entre nosotros como de otras múltiples disciplinas.

Hoy (08OCT15) hemos hecho nuestra primera intervención como Colectivo. Ha sido para el Congreso “Encuentro de Innovación en el Diseño y la Construcción – NODO, en la Universidad Autónoma de Aguascalientes (México), ante una asistencia de alrededor de 1000 personas. Nuestra conexión allí era Martín Gómez-Tagle, parte del equipo, y con una ponencia que hablaba sobre el procomún, los colectivos y sobre hacer una arquitectura crítica fomentando la participación de una sociedad activa. Cada uno de nosotros ha hecho una intervención online (desde Colombia, Chile, Uruguay y Brasil) y hemos abierto un debate sobre nuestros actuales temas de trabajo, que a su vez reúnen las inquietudes que generaron en su momento el nacimiento de #Medellín8:

  • Arquitectura Crítica-Sociedad Activa
  • Urbanismo de Código Abierto
  • Democratizar el acto de hacer ciudad
  • Soy Arquitec@ y no soy indiferente
  • La formación en las Escuelas de Arquitectura – La multidisciplinariedad
  • Diseño Participativo e Innovación Social
  • Problemas comunes, soluciones puntuales
  • TIC’s (Tecnologías de la Información y la Comunicación) y Ciudad
  • Juego, Educación y Ciudad
  • Memoria e Identidad Colectiva
  • Lo Glocal
  • Procesos “de arriba hacia abajo” (Top-Down) y “de abajo hacia arriba” (Bottom-Up)
Imagen de un momento de la intervención de #Medellín8

Imagen de un momento de la intervención de #Medellín8

Seguiremos investigando en torno a estos temas, aprendiendo de otros congresos, de otros ponentes, estudiantes, acciones y experiencias.
 
 

Ontem marcou o início de um novo desafio: Coletivo Medellin8. A origem da proposta do Coletivo surgiu das inquietações de um grupo de arquitetos cujos caminhos se encontraram em um Seminario De Urbanismo Internacional em terras Colombianas. Cada membro é especialista em diferentes áreas da arquitetura e traz ao grupo um olhar distinto sobre a cidade.

Hoje fizemos a nossa primeira intervenção como Coletivo, participando do Congresso ” Encuentros de Innovación en el Diseño y la Construcción – NODO ” na Universidade Autónoma de Aguascalientes, México.

‪#‎Arquitetura‬ ‪#‎ColectivoMedellin8‬ ‪#‎cidade‬ ‪#‎GestãoUrbana‬ ‪#‎EspaçoPúblico‬ ‪#‎tamojuntohomero‬ ‪#‎doação‬ ‪#‎medulaossea‬
(Traducción por Sati Fukunaga)
 
 

A las 19:45 del pasado jueves, ya estaba todo preparado. Lola y Diego, docentes del colegio San Andrés (el más antiguo de toda Andalucía, con casi 500 años de antigüedad, e inserto en plena judería), nos habían cedido sus instalaciones y ya sólo quedaba esperar. Y aquí, la primera sorpresa: la asistencia. En la reunión estuvimos cerca de 30 ciudadanos hablando del conjunto histórico, de su situación, de la calidad de vida de los vecinos (asistieron bastantes) y de las soluciones y propuestas urbanas que entre todos podíamos aportar.

Primero, se presentó el proyecto y dimos ejemplos de acciones similares en otras ciudades donde la transformación de solares en espacios públicos y/o huertos urbanos es ya una realidad de la que disfrutan y se benefician sus habitantes y usuarios. Tras esta introducción, se abrió el debate. La primera pregunta era ya esperada, y la lanzó una de las vecinas: “eso está muy bonito, y nos encantaría ver nuestro entorno así, ¿pero qué hacemos con la gente que viene a drogarse y a beber al barrio?, ¿les estamos dando facilidades para sentarse durante toda la noche en este espacio y que no podamos dormir ni salir a pasear por la noche, cuando ya nos resulta difícil?”. Frente a este miedo, otros ciudadanos argumentaron que si no hacemos nada, los solares serán siempre esos focos de infección por los que SÍ da miedo pasar, y nuestra ciudad antigua será más ajena, más olvidada y deteriorada a cada año que pase. Pusieron ejemplos de otros conjuntos históricos en los que la marginalidad y la degradación han ido dejando paso a la regeneración, a los paseos por sus calles, a los espacios públicos cuidados y a una puesta en valor por parte de instituciones y ciudadanos. Alguien explicó, de manera sencilla y muy clara: lo sucio no se cuida, lo limpio sí. Mientras, otros ciudadanos contaban cómo en sus barrios (en particular, en el polígono del Valle), la adecuación de espacios en los que antes era impensable estar con los niños jugando, ha sido lo que ha hecho más seguro y amable su entorno cercano.

2014-03-20-#PROYECTOrEAcciona

Quedarse quietos no es la solución. Mirar para otra parte, tampoco. Esperar a que la administración actúe por sí sola tampoco resultaba una opción factible. Entonces, se empezó a hablar de COLABORACIÓN:

>> En general, todos los allí presentes (y un movimiento más amplio en Jaén) deseamos que el Conjunto Histórico reciba las atenciones que merece por parte de administraciones y ciudadanos. Que no hacen falta grandes inversiones es algo comprobado por otros movimientos en otras ciudades. Hace falta concienciación social, integración y cohesión vecinal, apostar por espacios públicos de calidad (el espacio público no se reduce a “poner” bancos y setos). Estos espacios urbanos forman parte de nuestra educación individual y nuestro bagaje personal, y nos ofrecen unos servicios colectivos que no nos dan ni la vivienda ni las instituciones educativas: donde jugar, reunirse, dialogar, manifestarse, donde celebrar las fiestas del barrio o tomar el sol. En estos lugares es donde nace la acción y la innovación social.

>> Es necesaria la colaboración vecinal. Sin ellos, las acciones y propuestas que se desarrollen, no tendrán éxito. No se puede imponer una idea, es imprescindible el diálogo y la escucha activa.

>> Esta primera acción puede servir como experiencia piloto para que otros colectivos de Jaén, asociaciones o movimientos vecinales, tomen las herramientas necesarias y que ellos consideren oportunas, para poder reactivar otros solares en su entorno.

>> El colegio San Andrés necesita un espacio de recreo porque al no disponer de éste, deben repartir el patio entre todas sus clases, manteniendo un ruido continuo a lo largo de toda la jornada escolar y haciendo malabares con los horarios.

El solar en estos momentos, y según confirmaron docentes del colegio, se encuentra en malas condiciones higiénicas debido al derrumbe de una de las viviendas colindantes, que ha aumentado la presencia de pulgas y ratas; lo cual impediría ahora mismo cualquier actividad temporal, como pudiera ser un concierto, una obra de teatro, cine al aire libre o un desayuno con viandantes. Así que se concretó que el primer movimiento, debería ser la entrega del dossier con el proyecto al ayuntamiento (el solar es propiedad municipal), solicitando su cesión temporal y la limpieza del mismo. Y si esta limpieza no llegase, empezaríamos a maquinar cómo llevarla a cabo.

A partir de aquí, se utilizaría este solar como escenario de actividades culturales y de ocio, intentando contar con el apoyo de vecinos, asociaciones, universidad popular (cuyas aulas están llenas de teatro, canto, pintura, baile, música,…), de la Escuela de Arte José Nogué, del conservatorio, grupos de teatro, etc. Sin mobiliario ni artificio: simplemente el espacio limpio, con un pavimento digno y sus medianeras y su entorno como telón de fondo. El solar como contenedor de acción social, cultural y educacional. Todo esto esperando que el colegio obtenga permisos para usar el solar, convirtiéndose éste en un espacio tanto para el colegio como para los vecinos, asociaciones, instituciones educativas o colectivos que requieran su uso. Y que si en un futuro se valla, se habló que debería ser un vallado lo más permeable posible para seguir manteniendo las cualidades espaciales del lugar y que deje ver siempre la actividad que se desarrolle dentro para asegurar el diálogo con su entorno.

Este próximo JUEVES 20 de marzo a las 20h en el salón de actos del Colegio San Andrés, tendrá lugar un encuentro colectivo y propositivo para empezar a trabajar en el #PROYECTOrEAcciona. Un proyecto desarrollado en el Conjunto Histórico de Jaén para la transformación de solares abandonados en espacios públicos, a través de la participación ciudadana y la innovación social.

WEB-Cartel-Reunión

El proyecto desea comenzar con la cesión temporal de un solar municipal en plena judería, por su enclave y por la importancia de los elementos que lo rodean. Es una cesión temporal porque en caso de que exista una necesidad urgente del solar por parte de la entidad local, la cesión llegaría a su fin, pudiéndose trasladar la actividad a otro solar en desuso.

Desde enero, estamos colaborando con otros colectivos y asociaciones locales y estamos en contacto con los vecinos del barrio para desarrollar este tipo de acciones, que creemos serán de interés social y cultural para la ciudad, además de contribuir al conocimiento y difusión del patrimonio cultural que posee la ciudad de Jaén y mejorar su paisaje histórico urbano.

Las acciones propuestas estarán desarrolladas por los propios habitantes y vecinos de Jaén, por lo que estas actividades de regeneración urbana (procesos bottom-up, o de abajo a arriba) que se llevarían a cabo serían de utilidad pública con fines sociales, educativos y pedagógicos, culturales, urbanos, arquitectónicos, lúdicos… e incluso saludables e higiénicos, en determinados casos.

+ INFO: http://www.reavivajaen.wordpress.com/proyectoreacciona

 

Como ya sabéis, el año pasado iniciamos una serie de #AccionesUrbanas efímeras en el Conjunto Histórico de la ciudad de Jaén dentro del proyecto de participación ciudadana #rEAvivaJaén. Y actualmente, estamos inmersos (junto con otros colectivos y asociaciones PORQUE LA UNIÓN HACE LA FUERZA) en el desarrollo del #PROYECTOrEAcciona para la regeneración y reactivación de solares abandonados en el Conjunto Histórico a través de su transformación en espacios públicos, y todo esto empleando como herramientas fundamentales de proyecto la participación ciudadana, la autogestión, la co-responsabilidad instucional-vecinal, la creatividad, el respeto, la imaginación y la innovación social.

Queremos comenzar el proyecto con la cesión temporal de un solar de propiedad municipal en plena judería (aquí podéis ver el borrador del proyecto que presentaremos en unas semanas), y para ello, buscamos el apoyo y/o asesoramiento de otros colectivos, asociaciones, empresas o instituciones interesadas. Este apoyo puede ser:

[1] Digital: difusión por RSS.

[2] Físico: asistiendo a las reuniones que estamos manteniendo cada 15 días.

[3] Firmando esta carta de apoyo (se puede cambiar el cuerpo de la carta como se desee, y remitirlas a  info@estudioatope.com o dárnoslas en persona).

[1][2][3] Un combinado de las tres anteriores en el orden y preferencia que se desee.

san-andrés-2

Para mayor información sobre el solar os dejamos algunos enlaces del blog #rEAvivaJaén:

Trabajos realizados sobre el solar por los alumnos del colegio de San Andrés de Jaén

Reflexiones del Taller infantil de arquitectura y patrimonio con el colegio San Andrés de Jaén

Primer dossier que entregamos al ayuntamiento en septiembre de 2013

A %d blogueros les gusta esto: